Caminos de la memoria: Parentesco y poder

Publicado em: Historia Y Fuente Oral, Barcelona, Espanha, v. 1, n. 12, p. 91-115, 1994.

1. «El politico minero no escribe. El arcbivo minero estd en la memoria», dijo Eugenio Klein Dutra, un veterano politico de Minas Gerais, llna respuesta rotunda a la pregunta que le hice sobre las condiciones para estudiarel caracter de los mandates electivos de los mineros. La pregunta sintetizaba mi preocupacion por la cantidad de poder acaparado por las elites mineras a lo largo del Imperio y de la Republica brasilena: cinco presidentes de la Republica, muchos ministros de las carteras mas importantes, sictc vice-presidcntcs do la Republica, una gran representation en las principales Comisiones dc Finanzas y dejusticia en la Camara Federal y, ademis, la ocupacion de los principales cargos publicos en todos los ministerios.
2. «Usted necesita bxtscar a las familias antiguas», dijo otro politico presente en la citada discusion, dcjando cntrever quc la elite politica minera estaba presa en una red de parentesco controlando la politica del Estado desde el nivel local hasta el nacional. Una observation que ampliaba la conocida relacion entre familia, sociedad y poder local.
A1 senalar estas dos frases, extrafdas de una investigacion en curso acerca de los mecanismos dc transmisiones de un patrimonio politico familiar, no pretendo retomar los debates en torno del arcaismo o de la modemidad politica. En la seleccion de esas frascs, esta solamcnte mi inter6> por introducir algunos elementos de reflexion capaces de auxiliamos para llegar a uno de los mis tortuosos caminos de la memoria: la memoria politica. Un objeto mal pensado por los historiadores, considerando que la politica es conocida como el arte de jugar a corto plazo. En cambio, la memoria presupone la persistencia.
La perpetuation en politica me parecio una cuestion problematica para ser discutida en ese seminario porque, al contrario de lo que afirma el ex diputado Klein Dutra, descubri que las politicos mineros escribieron su memoria, dejandola escondida en los pliegues de las genealogias.

Continuar a ler…

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s